Compartir

Soy fotógrafo aficionado, y esta pequeña adicción me ha llevado a cometer alguna que otra locura por querer perpetuar lo que tengo en frente. Uno de esos vicios irremediables es organizar la mayoría de mis viajes en función a las celebraciones culturales, religiosas y artísticas.

Siempre mantengo mi curiosidad a flote, es por ello que busco pequeñas obsesiones fotográficas de las que he oído hablar o que he visto ya inmortalizadas, es por esa razón que decidí visitar San Luis y ser partícipe de la peregrinación por Semana Santa al  Santuario de Pomallucay.

Cúpula del Santuario de Pomallucay vista desde el interior

Monasterio de Pomallucay

El Monasterio de Pomallucay fue construida en 1991 por la congregación italiana Mato grosso. Se ubica en la mismísima plaza del Centro Poblado de Pomallucay a treinta minutos con movilidad desde San Luis. El Santuario de Pomallucay resalta por su gran arquitectura con fachada de piedras, sus techos de teja, una cúpula impresionante y por supuesto  los infaltables trabajos sobre madera que se encuentran en su interior.

Iglesia por dentro Pomallucay

Los fieles me mencionaron que se inspiraron en las construcciones romanas, por dentro se aprecia un acabado realmente único en forma de mosaicos, sus paredes blancas combinan perfectamente con los parantes y umbrales, en sus vitrales se aprecian figuras de santos y vírgenes que dan vida a este espacio de fe. En la puerta se pueden ver los finos detalles que fueron tallados que representan la historia de Pomallucay.

Peregrinación por Semana Santa.

Viernes Santo, un 14 de abril de 2017, ya lo había decidido meses antes; quería realizar esta peregrinación. Cada vez que me preguntaban la razón de  mi visita, respondía que quería ser partícipe de la fusión de costumbres ontológicas andinas e italianas por Semana Santa. Es así,muy temprano comencé a descender por un camino de herradura que conlleva al puente Sutep, antes de llegar pude contemplar la hermosa vegetación y eucaliptos que trazan el sendero hasta llegar al puente.

Desde el puente Sutep, comenzaría con mi peregrinación personal, lamentablemente no llegué a tiempo por lo que comencé a caminar apresuradamente, pregunté a muchos en el camino, una amable señora y dos pequeñas me dijeron que la gente que seguían la cruz ya habían pasado hace más de una hora, así que tuve que correr.

Señoras de San Luis Ancash

Ya falta poco para llegar a Pomallucay

Caminé algunos kilómetros, hasta que el conductor de una camioneta me dijo ¡Sube, sube!, muy agradecido seguí con mi travesía, en el camino me dijeron que la peregrinación comenzaría desde Corma, lugar donde hace veinte años mataron al Padre Daniel Badiali, para ser exactos un domingo 16 de marzo de 1997. Desde Corma se aprecian muchas capillas al costado de la carretera diversas es una clara manifestación religiosa de esta zona, se leen algunos pasajes bíblicos de gran y profunda enseñanza, debe de ser por eso que los Sanluisinos son muy religiosos.

Capillas Señor de Pomallucay.

Al seguir, se tenía que elegir entre dos rutas, una de ellas conlleva a las provincias de Mariscal Luzuriaga y Pomabamba, y la ruta que tomamos nos llevaría al Santuario, en este pequeño mapa podrás guiarte.

Luego de la intensa travesía y faltando pocas curvas para llegar al Santuario de Pomallucay, pude observar a personas que con mucha esperanza, fe y devoción seguían caminando. Entre tanta gente pude avizorar a varias personas cargando una cruz muy pesada, símbolo del sufrimiento de Cristo antes de ser crucificado.

Pomallucay visto desde el exterior

Galería de imágenes de la Peregrinación hacia Pomallucay.

Misa y escenificación de la vida, pasión y muerte de Cristo.

Como resultado de la peregrinación, la iglesia yace repleto de lugareños y extranjeros, Semana Santa es una fecha perfecta para visitar Pomallucay,  más si la fe y devoción contagia a toda la muchedumbre que alberga las instalaciones del Santuario, luego de una gran misa, se inicia la escenificación de la vida, pasión y muerte de Cristo.

Misa por Semana Santa en Pomallucay

Delante de todos se observa una clara manifestación de religiosidad, en cada escena actoral, se oyen gritos de dolor y sufrimiento, cada escena es tan real que todos se contagian con las lágrimas que derraman algunos ancianos.

Luego de terminada la misa, todos los fieles se acercan al Señor de Pomallucay, solicitan su bendición, algunos otros se arrodillan y dejan velas al rededor de él. Es una gran fiesta católica que culmina con una gran comida a las afueras del santuario.

Muchas gracias por leer, si te gustó compártelo en tus redes sociales, te lo agradeceremos mucho.

EricK Bueno
Bachiller en Derecho y CC.PP. Creador y administrador de Perú Desconocido, deseoso de la buena comida, soñador, idealista, comunicativo y muy curioso.